Saltar al contenido

Humita

Humita

Empanadas de Choclo

Algunas personas, en partes de la región pampeana argentina, utilizan la palabra “humita” para referirse a las empanadas criollas argentinas con el mismo relleno que llevan las “humitas en chala” norteñas, aunque con menos queso que las humitas en chala-. Aun así, a esta variedad de la empanada argentina se la conoce más comúnmente con el nombre de “empanada de humita”

La huminta o humita (del quechua: humint’a)​ es una comida basada en el maíz que se consume en el área andina: Chile, Argentina, Perú, Bolivia, Ecuador y Venezuela. Consiste básicamente en una pasta o masa de maíz levemente aliñada, envuelta y finalmente cocida o tostada en las propias hojas (chala o panca) de una mazorca de maíz.

El sustantivo huminta se deriva de la voz quechua humint’a. En Paraguay se lo conoce con el nombre de ka’ i ku’a, su significado en español es cintura de mono, y se lo nombra así por la forma de atar que deja una semejanza con la cintura del mono. Los guaraníes lo consumían habitualmente, hoy día aún forma parte de la gastronomía de algunos pueblos paraguayos.

Ha de tenerse en cuenta que en Argentina la palabra humita es utilizada no solo para designar a la masa envuelta en hojas de mazorca de maíz sino también sólo a la masa del mismo alimento, hervida y que por lo general se usa para rellenar empanadas.

Como hacer empanadas de humita.

Aquí tus mejores recetas de humita o de choclo

CANCION DE «LA HUMITA»

Y con un hilito de chala mi corazón entretengo.

Dulces o saladas, con o sin queso, las humitas son un manjar envuelto en chalas de choclo como un paquete. De nuevo, el maíz es el protagonista de la comida regional salteña, pero esta vez se emplea en su juventud, cuando sus mazorcas se llaman choclos con tiernos y jugosos granos.
Cuando se tiene una humita sobre el plato, primero hay que sentir el aroma intransferible de la combinación del choclo con el resto de los ingredientes, luego cortar el guato (tira de chala para atar el paquete), abrir el paquete y ahí nomás, sobre la chala, saborear esa pasta de granos de choclo con dejos de albahaca (una planta aromática), que sabe tan única.

Los gustos a la hora de comer humitas son variados. Algunos las prefieren saladas, otros a las saladas les echan azúcar, también hay quienes las comen directamente dulces y todas pueden llevar o no un buen trozo de queso de vaca o de cabra que se derrite en el relleno. Un bocado sin igual que se encuentra fácilmente en las casas de comida regional salteña, especialmente cuando los choclos están en su época.

Empanadas de Choclo

En  Argentina denominadas humitas en algunas regiones, se preparan en dos tipos, a la olla y en chala. La humita en olla se prepara rallando (con un rallador) los granos del choclo hasta obtener una crema pastosa; aunque algunos prefieren desgranar los choclos y triturarlos con alguna máquina moderna. La diferencia entre estas dos maneras de hacer crema el choclo, es que de la primera manera queda una crema sin las “pieles” de cada grano del choclo (por lo cual es una crema más suave), y de la segunda, las pieles quedan en la crema pastosa (y por esto, la crema del choclo es menos suave). Esta crema puede mezclarse con zapallo “criollo” (de cáscara verde). A la crema se le puede agregar leche si el choclo esta “seco”. Luego se le agrega una “fritura” de cebolla, que también puede incluir ají morrón, y se lo sazona con sal, albahaca, pimentón y comino. La pasta (la cual debe quedar similar a un relleno para empanadas argentinas) se cocina en la olla. Luego se le puede agregar en el plato un poco de queso cremoso, aunque esto último es a gusto del comensal.

La humita en chala, se prepara poniendo un poco de esa “pasta” dentro de un paquetito que se forma con 2 chalas limpias, generalmente predispuestas en forma de cruz. Una vez cerrado y atado (casi siempre con tiras de la misma chala del choclo) el “paquetito”, se cuece en agua salada hirviendo durante aproximadamente una hora. Se agrega al relleno trozos de queso cremoso o mantecoso, aunque algunos le ponen queso de cabra (típico de la  región). A la humita jamás se le pone carne de ningún tipo. Como el choclo es de un sabor dulce se ofrecen dos variedades de humitas: dulces y saladas, que serían con y sin sal agregada respectivamente. También se acostumbra a adicionar azúcar a las humitas “dulces”

Semillas Transgénicas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *